Veinte estaciones

Veinte estaciones

Veinte estaciones

Veinte estaciones, amor,
con sus primaveras, veranos
otoños e inviernos helados,
esperándote con adoración…

Y se desvestían los campos
tras el calor del estío
y se engalanaban las montañas
con su bata blanca.

Y volvían mimosas y lirios
a vestir de amarillo los prados.
una tras otra, esperando,
y tú no llegabas amor, y tú no llegabas.

Atrás quedó la niña,
atrás la adolescente
y cuando los petirrojos
volvieron para anunciar el otoño,
de la mujer madura, doliente
tu primavera me llenó de flores
tu verano, de aromas y sabores
y tu corazón ardiente y enamorado
colma de dicha y amor mi corazón esperanzado.

Y pasaron las estaciones al recuerdo
en aquello que ahora parece casi un sueño
dormitando entre amaneceres encendidos
con tus besos, abrazos y deseos,
recorriendo los laberintos
de mis curvas con frenesí
que ya no llevan precintos
ni tienen secretos para ti.

Y volverán nuevas estaciones
a llenarse de risas y flores
y unidos en nuestras sensaciones,
y pleno el corazón de ilusiones
me prometo a ti, mi alma afín
para cubrirte de un amor sin fin.

¿Te  ha gustado?  Recibe las notificaciones directamente en tu email o en tu móvil:

Suscríbete a las Novedades del Blog

Recíbelas gratis en tu email

 

Y también en Facebook

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad