Un día… Solo vine por un beso

Un día… Solo vine por un beso
Spread the love

Un día… Solo vine por un beso

Con esa intención me acerco a ella. Me quedo en el umbral de su puerta observándola. Admirándola. En silencio. Pero aún así, sabe que estoy ahí, puede sentirme. Voltea y al verme sonríe y se acerca.

Mis brazos la rodean y la pegan a mi cuerpo, sus brazos se enroscan en mi cuello y se estira hacia mi.

Besa mis labios, dulcemente. Y vuelve a sonreír dejando que sus manos bajen de mi cuello, por mi pecho lentamente. Sus ojos acompañan sus movimientos. Recorre mi pecho y sonríe.

Amo tanto que me explore de esa manera. 

Es cierto, vine por un beso. Y ya me ha besado.

¿Por qué entonces aún no puedo soltarla?

Sé que solo quiero un beso. Solo necesito un beso.

Mi mano acaricia su rostro y peina su cabello, haciéndolo a un lado. Tomo su barbilla y levanto su mirada hacia la mía. Mi pulgar acaricia sus labios, que aún visten esa bella sonrisa que tanto me gusta.

Sí… a eso vine…  vine por un beso.

Me acerco a ella. Me inclino hacia su rostro, buscando su boca y dejo que mis labios cubran los suyos. Adoro el sabor de sus besos. Sus labios se abren dando lugar a los míos. Mi mano en su rostro se desliza hacia la nuca y se pierde entre sus cabellos.

Con la punta de mi lengua apenas rozo la parte interna de sus labios y sus brazos se mueven a mi alrededor abrazándome con fuerza, acercándome a ella. 

Viene por mí. Su lengua en mi boca me quita el aliento.

Mi otra mano en su cintura baja a sus caderas, a sus nalgas, se cierra con firmeza sobre ellas y la presiona contra mi cuerpo. Sus caderas se mueven contra mi. Y sus suspiros llenan mi boca, mientras mi lengua llena la suya. 

Me pregunto si ella siente mi cuerpo. 

¿Hasta dónde llega su lengua cuando entra en mi boca? Porque yo la siento recorrerme entero. ¿Cómo es que mis piernas no dejan de temblar? Siento que en mi pecho el corazón está a punto de expl otar, y que el único aire que puedo respirar es su aliento. 

Con un beso… 

Ella se extiende en todo mi cuerpo. 

Solo con un beso… 

Pero nunca es sólo un beso ¿verdad?

¿Te ha gustado? Recibe las notificaciones directamente en tu email o en tu móvil:

Suscríbete a las Novedades del Blog

Recíbelas gratis en tu email

Y también en Facebook


Deja un comentario


error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: