Un día… No pasaba nada

Un día… No pasaba nada
Rate this post

Un día… No pasaba nada 

Antes de abrir los ojos, siempre inspiro su esencia. ¡Dios! ¡Qué paz me da sentirla a mi lado! 

Aún no había amanecido. Yo sabía que ella tenía planeado cambiar sus rutinas y la verdad no estaba seguro de qué manera eso podría afectar nuestros despertares, pero en ese momento de lo que sí estaba seguro era de que no pensaba dejarla ir… por lo menos hasta que sonara la alarma.

Como siempre dormía de lado al alcance de mi mano. Me acerqué a ella y la abracé fuertemente. Su calor y el mío se mezclaron, su cuerpo y el mío perdieron los límites por un momento.

Cerré mis ojos de nuevo y suspiré. “¿qué pasa?” preguntó ella. Me sorprendió. ¡Estaba despierta! Hice a un lado su cabello y besé su cuello. “No pasa nada amor”, le dije mientras la acariciaba. Ella se movía, disfrutaba y yo adoro cuando disfruta, sus gestos son tan sensuales. Sus movimientos, sus sonidos. Todo de ella me vuelve loco… ¿Cómo es que lo hace? 

Volteó hacia mí y se enredó con sus brazos a mi cuello y con su pierna a mi cintura. Me dio los buenos días y me besó con dulzura. Me apretó con fuerza contra ella. “¿Que pasa amor?” pregunté. “No pasa nada” dijo y me besó de nuevo.

Me sonrió, tomó mi rostro con sus manos y me dio varios picos. Siempre me hace sonreír. Se deslizó sobre mí para levantarse. Adoro que lo haga, aunque me deje absolutamente alborotado… 

Ella salió del cuarto y yo me quedé en la cama.

Suspirando

Suspirándola

Cerré mis ojos y me pregunté si acaso ella tendría idea de lo mucho que la amo.

Únete a nuestro canal en Telegram y no te pierdas nada

Benicio
Últimas entradas de Benicio (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Descubre más desde Afectos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad