Un día… Me dormí entre sus brazos.

Un día… Me dormí entre sus brazos.
Spread the love

Un día… Me dormí entre sus brazos.

Ese día fue duro. Llegué a casa exhausto y con un terrible dolor de cabeza. Ella me recibió como siempre, y no tardó en darse cuenta de lo mal que me sentía. Le dije “Hoy estoy tan agotado amor”. Quise recostarme, pero ella me detuvo y se sentó en la cama frente a mí, apoyó sus manos en mis sienes y pasamos un buen rato conversando. Y sin darme cuenta el malestar disminuyó. No sé qué hace ni cómo lo hace. No sé qué hubiera sido de mí sin el alivio que esas manos me habían dado. Probablemente mi noche hubiera sido terrible.

Terminé de bañarme y me acosté, ella me esperaba despierta, me acurruqué contra ella, buscando su abrazo. Apoyé mi rostro en su pecho. Respiré profundamente… Su esencia me llenó, me calmó. Es que no hay nada que me haga más feliz que dormir entre sus brazos.

Eso era lo que me hacía falta. Sus brazos me rodearon y me apretaron contra su cuerpo. Mi rostro entre sus pechos percibiendo su aroma. La suave tibieza de su piel me acariciaba. Los latidos de su corazón me adormecieron.

Su mano se deslizó suavemente entre mi cabello haciendo un poco de presión. Me susurró algo que no alcancé a entender. Mis ojos se cerraron casi involuntariamente. Sentí que su boca me besaba. Y luego me susurró “buenas noches mi amor”

Cuando abrí los ojos de nuevo, la luz del sol entraba por la ventana y la vi durmiendo sobre mi pecho. Respiré profundamente y sonreí. Me hace tan feliz. Ella despertó temprano, abrió sus ojos y me preguntó cómo me sentía mientras acariciaba mi pecho. Le dije que me sentía bien. Ella se acercó a mi rostro, me besó y sonrió. Se levantó y me dijo que tenía que adelantar el trabajo para cuando yo regrese en la tarde. Estaba radiante.

Recogió su ropa y salió de la habitación. Aún era temprano para mi, dormí un par de horas más y luego me levanté y me senté a leer a su lado.

Siempre estaré agradecido por haberla encontrado.

¿Te ha gustado? Recibe las notificaciones directamente en tu email o en tu móvil:

Suscríbete a las Novedades del Blog

Recíbelas gratis en tu email

Y también en Facebook


Deja un comentario


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: