Un día… Desperté envuelto en ella

<strong>Un día… Desperté envuelto en ella</strong>
Rate this post

Un día… Desperté envuelto en ella

Esa mañana al despertar, lo único que venía a mi mente era un pensamiento: 

¡Por dios! ¡Qué noche más cálida!. 

La suavidad de su piel está esparcida en la mía, se ha quedado conmigo. Mi cuerpo olía a ella, a su cabello, a su esencia, a sus besos.

Me sentía uno con ella. Y adoro cuando me hace sentir así.

No quería, en realidad nunca quiero, separarme de ella. El día insiste y yo resisto. Mis brazos abrochados a su alrededor  se negaban a dejarla ir. 

Solo un ratito más

Mirando por la ventana pensé: Hace frío. Aún llueve. ¿Qué caso tiene levantarse? Entonces, le susurré en voz baja, muy cerquita de su oído: “Ven aquí, apoya tu cabeza en mi pecho. cierra tus ojos. Deja que mi mano recorra tu espalda lentamente y mis dedos se pierdan una y otra vez entre tu cabello.”

Ella, en silencio, se acurrucó en mi pecho.

Se movía suavemente mientras mis dedos alcanzaban el final de su espalda acompañando la elevación de sus nalgas y de vez en cuando se colaban en el sendero entre ellas… hasta donde mi mano llegara…. 

¡Dios mío! ¡Qué amanecer más abrasador!

Es que disfruto tanto explorándola. Exalta todos mis sentidos, exacerba mis emociones a niveles inusitados. Y estos minutos eternos y nuestros no son para otra cosa que no sea recorrerla, amarla, adorarla. Para envolverme en ella.

Una y otra vez

Y es que definitivamente amo demasiado a esa mujer. La amo mucho más de lo que puedo imaginar, la amo con el alma, con el cuerpo, con el corazón. La amo más allá de mí mismo.

Únete a nuestro canal en Telegram y no te pierdas nada

Benicio
Últimas entradas de Benicio (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Descubre más desde Afectos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad