Sobre Ejercicios Emocionales

Sobre Ejercicios Emocionales
Spread the love

Sobre Ejercicios Emocionales

Mucho se ha dicho ya de los beneficios del entrenamiento físico y del hacer ejercicios. Sabemos que mejora el humor, la salud, los vínculos, la autoestima, etc. Pues con el aspecto emocional sucede algo parecido. Así como necesitamos conocer nuestro cuerpo, escucharlo y atenderlo, con nuestras emociones tenemos un trabajito muy arduo en la misma línea.

Sabemos que una emoción es una reacción frente a un estímulo, y que se manifiesta de tres maneras: psíquica, fisiológica y conductual. Hemos visto también lo importante que es poder controlar nuestras emociones, y la incidencia que éstas tienen en nuestra salud. 

Para poder gestionar adecuadamente nuestras emociones, es necesario que prestemos atención a nosotros mismos, es decir, que aprendamos a conocernos, a detectar esas situaciones que se vuelven detonantes de ira, miedo, dolor, etc. De esta forma, podremos anticiparnos, y prepararnos para manejar lo que sentimos, y expresarlo de manera adaptativa.

Entonces, para ponernos en forma emocionalmente, proponemos una rutina de ejercicios emocionales

1. Identifica los primeros signos.

Las emociones se disparan ante determinados estímulos. Es importante reconocer qué estímulos son aquellos que disparan nuestras emociones más negativas: celos, tristeza, ira, miedo. A efectos de poder anticiparlas, y de esa manera controlar las reacciones, que serán en definitiva, las que expresen lo que sentimos.

2. No reacciones exageradamente

Cuando identificamos el estímulo, poco después vamos a sentir que esa emoción nos ha invadido y estaremos en condiciones, por haberla anticipado, de regular nuestras reacciones de manera que no sean exageradas y que nos permitan expresar lo que sentimos de manera adecuada.

3. Optar por una actividad automática

Una vez tomados por la emoción, regular la manifestación suele ser problemático principalmente en esas emociones negativas que muchas veces tienden a una descarga física. Por ejemplo, la ira. En estos casos es importante poder encontrar una actividad que nos permita enfocar toda esa energía en otra cosa. Por ejemplo, luego de una discusión en el trabajo llegar a casa y salir a correr.

4. Exteriorizar

Siempre es mejor poner en palabras lo que nos está afectando. Las emociones intensas suelen ser muy difíciles de controlar y cuando estamos muy afectados por ellas, ponerlo en palabras puede ser muy contraproducente. Sin embargo no deja de ser mejor expresar lo que sentimos Porque todo lo que no decimos se queda dentro nuestro perjudicándonos.

Al exteriorizar nuestras emociones debemos hacerlo de la manera correcta con la persona correcta, pero para esto necesitamos primero haberlas identificado, haberlas racionalizado y haber hallado la mejor forma de exteriorizarlas. 

Algunos recomiendan escribir. En un diario, en un cuaderno, en un documento, escribir lo que estamos sintiendo porque de esa manera se puede sublimar toda esa emoción en la escritura, permitiéndonos a nosotros tomar una cierta distancia que abrirá el camino a la comunicación.

5. Practica la visualización positiva

Un buen ejercicio es también visualizarse a uno mismo enfrentando la situación de una manera asertiva, positiva. Saliendo adelante de una forma superadora.

Muchas veces nos sucede que luego de una discusión acalorada cuando estamos un poco más tranquilos nos vienen a la mente en muchas cosas muchas palabras muchas frases muchos elementos que podríamos haber respondido y no nos vinieron a la mente en el momento de la intensidad emocional. Por esta razón es bueno visualizarnos siempre en una posición tranquila, positiva, de diálogo, o bien, de solución.

6. Nómbralos

Siempre es importante saber qué estamos sintiendo y por qué. Ponerle un nombre. Entender la causa. “Me siento molesto porque discutí con mi jefe”, “estoy triste por un malentendido con mi pareja”. 

Este ejercicio permite además ver posibilidades de reparación, de solución.

7. Escríbelos

Otro ejercicio es evaluar la intensidad de la emoción que nos embarga. “¿Estoy molesto o furioso porque discutí con mi jefe?”, “¿estoy triste o desesperado por el desacuerdo con mi pareja?”. Y para hacerlo una forma simple es calificando lo que sentimos del 0 al 10, donde 10 es el nivel de intensidad más alto.

Esto también nos permite regular la reacción, y procurar que sea acorde al nivel de la emocion experimentada.

8. Pon límites

Hay personas, situaciones, temas de conversación, que suelen ser detonantes para nosotros por diversas razones. Conocer estos límites es sumamente importante a fin de poder evitar un mal momento. 

Así mismo, cuando estamos enojados y sentimos qué nos desborda la emoción, lo mejor es manifestarla de la forma correcta. No importa si vamos a quedar bien, o sí vamos a quedar mal, lo que importa en este caso es dejar en claro que estamos enojados con esta situación; porque dejarlo claro es ser leales a nosotros mismos. Y eso es sano, no nos va a sacar el enojo, pero vamos a estar en paz con nosotros mismos.

9. Habla con alguien en quien confíes

Como dijimos antes, poner en palabras es muy importante, pero muchas veces es complicado poner en palabras lo que estamos sintiendo, con la persona correcta. En estos casos lo mejor es hablar con alguien cercano que nos permite expresar lo que sentimos y, a la vez, recibir su acompañamiento afectuoso y su comprensión, nos puede resultar gratificante, liberador e incluso nos puede también proporcionar una claridad que hasta ese momento no teníamos.

Como siempre decimos, a veces no resulta fácil este trabajo interno, y resulta necesaria la asistencia profesional para llevar a cabo todo el proceso, pero esto también forma parte de nuestro crecimiento personal.

Fuente

Últimas entradas de Benicio (ver todo)

Deja un comentario


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: