Sábado para remolonear

Sábado para remolonear

Sábado para remolonear

Despertarse sin apremios un sábado por la mañana es una invitación a remolonear y disfrutar de ti un ratito más… solo un ratito…

  La sensación de tu cuerpo pegado al mío, tu mano descansando en mi cintura, tu respiración ahora suave, rítmica, y el calor de tu cuerpo impregnando el mío son percepciones que no se escapan a mis sentidos y me hacen sentir feliz, plena, ávida de seguir en ese estado de unión total contigo.

  No quiero moverme para no despertarte y sin embargo no puedo evitar llevar mi mano a la tuya, entrelazar mis dedos en los tuyos con suavidad y cerrar ese abrazo llevando tu mano a mi vientre. El calor que desprende tu cuerpo llena el mío y ante esa sensación tan placentera se me escapa una exhalación profunda. Te amo tanto, pero tanto..

Las luces se cuelan por las rendijas de la ventana, el día es fresco, cosa que se agradece, y parece gris, no hay sol.. o tal vez remolonea como nosotros, se hace rogar. Pero ilumina el cuarto lo suficiente como para saber que la noche ha terminado… Y sin embargo nosotros la seguimos prolongando en un abrazo eterno.

Y me digo a mi misma, no hay prisa, solo un ratito más y acoplo más si cabe mi cadera al hueco de tus piernas…

  Remoloneemos juntos mi amor…

Únete a nuestro canal en Telegram y no te pierdas nada

Benicio
Últimas entradas de Benicio (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *