Propósitos de Año nuevo

Propósitos de Año nuevo
Rate this post

Propósitos de Año nuevo

Año nuevo es época de balances, de cierres de proyectos, y de apertura de nuevos objetivos. En estos tiempos, algunos de nosotros, solemos ponernos a pensar en qué cosas nos habíamos planteado para estas fechas el año anterior y cuáles de ellas pudimos alcanzar y cuáles no. Solemos también pensar en todas esas asignaturas pendientes que tenemos archivadas en alguno de nuestros cajones, y a veces en uno de esos momentos de absoluta valentía las desempolvamos y las ponemos en vigencia una vez más: “el año que viene sí que voy a . . .”. Y sí… ¡Quizás este es el año!

El año que se va ha sido particularmente duro, pesado y para muchos de nosotros ha sido sumamente largo. La idea de terminarlo y de empezar algo nuevo puede resultar esperanzadora y hasta nos entusiasma, aún cuando las condiciones sociales, económicas y políticas de cada uno puedan sugerir lo contrario. El nuevo año siempre se espera con esperanza y con Fe.

Una buena forma de terminar el año es haciendo un recuento de los momentos más felices, para no perderlos de vista, para poder replicarlos. También de nuestros errores,  para descubrir en qué fallamos y no volver a hacerlo. Agradecer a nuestros seres queridos el estar a nuestro lado, y por supuesto agradecer todo aquello que hemos conseguido.

Una buena forma de iniciar el nuevo año, sin duda es planteándonos nuestros propósitos en lo personal, en lo laboral, en lo familiar. Pero fundamentalmente,  la mejor forma de comenzar es hacerlo rodeados de amor, del afecto de esas personas que nos  hacen bien. 

Vamos a comenzar con una mirada hacia el futuro, que seguramente tendrá más sabiduría que la del año anterior,  más aprendizajes,  más experiencia,  y por supuesto esto dará como resultado más éxitos. 

A continuación vamos a dejar unos consejos de un filósofo chino que nos habla de cómo él cree que deberíamos vivir nuestra vida y cuáles deberían ser nuestras prioridades. Y como estamos frente a un nuevo punto de partida, parece que es el mejor momento para replantearnos nuestras prioridades

BUENA FILOSOFÍA

Tu no sabes si tienes o no tienes muchos años más para vivir, lo que sí sabes es que no podrás llevarte nada cuando te vayas, por lo cual debes ser ahorrativo, pero sin sacrificar tu bienestar.

Gasta el dinero que deba ser gastado, disfruta lo que deba ser disfrutado, y dona lo que te sea posible. No te preocupes por lo que pasará cuando te hayas ido, porque cuando te vuelvas polvo, no sentirás si te alaban o te critican, si te visitan al cementerio o te olvidan.

El tiempo para disfrutar la vida es este momento, y los bienes que tan difícilmente ganaste debes gozarlos.

No te preocupes mucho por tus hijos, porque ellos tendrán su propio destino y encontrarán su propio camino. Cuida, en especial a tus nietos, ámalos, consiéntelos, y también trata de disfrutarlos mientras puedas.

La vida debe tener más cosas que trabajar desde la cuna hasta la tumba. Despiértate diariamente a disfrutar un día más de vida sin peleas con nadie ni rencores.

No esperes mucho de tus hijos. Los hijos, aunque se preocupen por sus padres, también estarán continuamente ocupados con sus trabajos, sus compromisos y con su propia vida.

Si ya tienes 65 años ó más, no intercambies tu salud por riqueza trabajando en exceso, ya que estarás cavando tu temprana sepultura.

De mil hectáreas sembradas de arroz, sólo puedes consumir 1/2 taza diaria, y de mil mansiones, sólo necesitas un espacio de 8 metros cuadrados para descansar en las noches, así que, si tienes alimento y algo de dinero para tus necesidades, no necesitas más.

No te compares con otros midiendo tu fama, tu dinero o tu status social, o ufanándote por ver los hijos de quién tienen más éxito, y en lugar de eso, reta a tus hijos a que logren felicidad, salud, gozo, y calidad de vida.

Trata de vivir feliz, pues solo tienes una vida. Un día sin felicidad, es un día que pierdes. Teniendo buen ánimo, la enfermedad se curará, pero teniendo un espíritu alegre, la enfermedad se curará más rápido, o nunca se acercará.

Con buen carácter, adecuado ejercicio, alimentos sanos, y un consumo razonable de vitaminas y minerales, tendrás una vida saludable y placentera.

Pero sobre todo, aprende a apreciar la bondad en todo, en la familia y amigos, pues ellos te harán sentir joven, reviviendo los buenos momentos, y los pasajes interesantes de tu vida.

Dicen que, en la vida, quien pierde el techo, gana las estrellas y así es.

El tiempo y las oportunidades son como el agua de un río, que nunca podrás tocarla dos veces, porque ya pasó y nunca pasará de nuevo.

Busca si lo deseas, a alguien que te valore como persona, y si no la hallas, disfruta tu soledad que es mucho mejor que una mala compañía.

Cree en Dios, cualquiera que sea el concepto que tengas de él, y trata de gozar la vida que es muy corta, disfrutando la familia y los amigos, pues te irás tarde ó temprano de este mundo, y nadie te dará las gracias.

Que la salud y el bienestar te acompañen siempre.
Filósofo Chino Ling Yu Tang.

Únete a nuestro canal en Telegram y no te pierdas nada

Benicio
Últimas entradas de Benicio (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Descubre más desde Afectos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad