Historias de Amor: Isis y Osiris

Historias de Amor: Isis y Osiris

Historias de Amor 

Isis y Osiris

Historias de amor las hay en todos los tiempos y hoy te traigo una de los tiempos de Egipto, la historia de Isis y Osiris, no exenta de tribulaciónes pero tambien de devoción y compromiso.

Isis y Osiris 

Entre las muchas y variadas versiones que hay de esta historia, podríamos comenzar diciendo que Osiris, era el dios de la vida y su esposa Isis, diosa de la magia. Seth era el dios de la guerra y Neftis, su esposa, era la diosa de la armonía. Los cuatro eran hermanos, Isis y Neftis eran hermanas gemelas. 

Osiris, por su fuerza y su poder fue proclamado rey de los egipcios y les enseñó todo lo necesario para salir de la vida salvaje hacia la civilización. Seth por su parte vivía envidioso del poder y del cargo otorgado a su hermano mayor.

Dicen que, por error, Osiris mantuvo relaciones sexuales con Neftis pensando que era su esposa Isis y de esta unión nació Anubis. Al enterarse Seth, que solo esperaba el momento para actuar, urdió un plan para apoderarse del trono de su hermano, y de su esposa. 

Luego de que el pueblo egipcio aprendiera las bases de la civilización, Osiris viajó por el mundo y durante su ausencia Isis estuvo al frente del reinado.

Por más que Seth estaba ya corroído por la envidia, no hizo nada hasta que su hermano regresó. Pero ideó un plan que constaba de la construcción de un féretro muy especial que se amoldaba al cuerpo para el que estaba hecho, y solo a ese. Conociendo las dimensiones de su hermano, lo hizo construir para Osiris. Y cuando éste regresó, Seth ofreció regalar el hermoso sarcófago a quien cupiera dentro, y por más que muchos lo probaron, ninguno pudo entrar en él. Hasta que el mismo Osiris se metió dentro. El féretro adoptó la forma del cuerpo del soberano y en ese instante Seth y sus secuaces pusieron la tapa, lo sellaron y lo arrojaron al Nilo.

Seth asumió el reinado y reclamó a Isis como su reina. Isis no aceptó y fue encarcelada, pero con la ayuda de Neftis pudo escapar y dedicó su vida a buscar el cuerpo de su esposo. 

Luego de mucho tiempo, siguiendo las indicaciones que le iban dando en los distintos lugares a los que arribaba, llegó a la ciudad de Biblos. Allí un féretro había dado contra un árbol y éste había crecido envolviéndolo en su interior. Isis buscó el árbol pero el emperador lo había cortado para usarlo como columna en su palacio. Isis fue al palacio y con su magia abrió el árbol y sacó el féretro. Lo llevó con ella, cuando se aseguró que estaba sola, tomó el cuerpo inerte de su esposo y lo lloró durante días.

Esto no escapó de los oídos de Seth, quien se las arregló para llegar al cuerpo de Osiris y desmembrarlo en varias partes que luego repartió por todo Egipto. Isis volvió a escapar de Seth y nuevamente se dedicó a buscar a su esposo y recorrió todo el reino. Luego de mucho tiempo logró juntar cada una de las partes. Cuando tuvo el cuerpo completo, con la ayuda de otras deidades y su magia, volvió a Osiris a la vida y concibió con él a su hijo Horus. Pero Osiris ya era el dios de la muerte y debía reinar en el inframundo. Por lo que al cabo de poco tiempo se marchó, dejando a Isis con su hijo que crecería para vengar a su padre y recuperar el reino de Egipto.

Pero esa ya es otra historia




¿Te  ha gustado?  Recibe las notificaciones directamente en tu email o en tu móvil:

Suscríbete a las Novedades del Blog

Recíbelas gratis en tu email

 

Y también en Facebook

 


Deja un comentario


error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: