Historias de Amor: David y Jonatán

Historias de Amor: David y Jonatán
Spread the love

Historias de Amor

David y Jonatán

Esta es una historia algo controvertida que tiene interpretaciones diferentes según quién la lea. Pero en lo que todos coinciden es en que se trata de amor, más allá de las formas que ese amor pueda tener.

Jonatán era el hijo, y heredero del trono, del rey Saúl. Después de matar a Goliat, David volvió frente a Saúl a presentar sus respetos y fue recibido y alabado por el pueblo. Jonatán estaba con su padre cuando el muchacho se acercó y en el momento en que lo vio, sintió que su alma quedó enlazada al alma de David, unidos. El libro dice que “lo amó como a sí mismo”. 

El pueblo, enardecido, por el éxito de David, por su valentía, por sus triunfos en las guerras contra los fariseos lo veneraban como si fuera un Dios, algo que para Saúl era realmente un problema considerando, principalmente, que tiempo atrás había perdido de alguna forma el visto bueno de Dios. Por esto, y a sabiendas que Dios había elegido a alguien más para ser el rey de su pueblo, Saúl miraba a David permanentemente con recelo. Sin embargo, lo que más preocupaba al soberano era cómo el pueblo iba a mirar a su hijo como rey, ya que la devoción de Jonatán por David era sumamente evidente. 

Es así que, intentando evitar la vergüenza de su hijo y de la familia, Saúl le ordenó a Jonatán matar a David. En un principio, intentó disuadir a su padre, pero al ver que no había forma de hacer que cambie de parecer, y movido por ese amor tan profundo que le tenía al muchacho, Jonathan lo previno traicionando a su padre una y otra vez, renunciando tácitamente al trono. Dado que la vida de David era permanentemente amenazada por Saúl, decidieron que lo mejor era que David se fuera, que huyera. Siendo la despedida un momento doloroso para ambos.

Hasta que, finalmente en batalla, Jonathan y Saúl mueren. David, al enterarse, va a buscarlos y entristecido pide a las mujeres que lo acompañaban que llorasen por Saúl, mientras él lloró a Jonathan y, entre las palabras que dijo sobre la tumba de Jonatan, exclamó que su amor había sido para él, más dulce y maravilloso que el amor de las mujeres.



Referencias:La Santa Biblia. Primer libro de Samuel. Samuel 18:1-5; Samuel 20:30-42; Segundo libro de Samuel. Samuel 1:24-26




¿Te  ha gustado?  Recibe las notificaciones directamente en tu email o en tu móvil:

Suscríbete a las Novedades del Blog

Recíbelas gratis en tu email

 

Y también en Facebook

 


Deja un comentario


error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: