Carta de Valerie

Carta de Valerie
Spread the love

Carta de Valerie

“Sé que no hay forma de convencerte de que este no es otro de sus trucos, y no me interesa. Sí, soy yo. Mi nombre es Valerie, no creo que viva mucho más y quería que alguien conociera mi vida. Esta es la única autobiografía que escribiré… y, parece gracioso, lo hago en papel higiénico. 

Nací en Nottingham en 1985. No recuerdo mucho de aquellos años, pero no olvido la lluvia. Mi abuela tenía una granja en TotterBroock y solía decirme que Dios estaba en la lluvia. En sus gotas. Aprobé la primaria y entré a secundaria, fue ahí que conocí a mi primera amiga, su nombre era Sarah. Recuerdo sus muñecas, eran hermosas. Creí que nos amaríamos por siempre. Recuerdo que la maestra nos decía que era una etapa de la adolescencia que las personas superaban, Sarah lo hizo, yo no.

En 2002 me enamoré de una chica llamada Cristina, ese año me sinceré con mis padres. Debí hacerlo sin que Cris me tomara de la mano. Mi padre no quiso mirarme, me dijo que me fuera y que no volviera jamás, mi madre… no dijo nada. Pero solo les dije la verdad, ¿acaso fui egoísta? Nuestra integridad se vende por tan poco… Pero es todo lo que tenemos, es nuestro último centímetro, pero dentro de ese centímetro somos libres.

Siempre supe lo que quería hacer con mi vida, y en 2015 estelaricé mi primera película: Las Salinas. Fue el papel más importante de mi vida. No por mi carrera, si no, porque así conocí a Ruth. La primera vez que nos besamos… supe que jamás querría besar otros labios que no fueran los suyos. Nos mudamos a un pequeño apartamento en Londres, sembramos rosas escarlata en nuestra ventana, y el apartamento siempre olía a rosas. Esos fueron los mejores años de mi vida. Pero la guerra en América se agravó más y más hasta que llegó a Londres. Después de eso, ya no hubo rosas… para nadie.

Recuerdo como el significado de las palabras empezó a cambiar, y cómo palabras desconocidas como colateral y rendición, se tornaron amenazadoras. En tanto cosas como fuego nórdico y artículos de lealtad se hicieron poderosas. Recuerdo cómo diferente se tornó peligroso. Aún no lo entiendo… ¿Por qué nos odian tanto? 

Se llevaron a Ruth cuando compraba comida… jamás lloré tanto en mi vida … No pasó mucho para que vinieran por mí. 

Es muy extraño mi vida termine en un sitio tan espantoso. Pero por tres años tuve rosas, y no me disculpé con nadie. Moriré aquí, cada centímetro de mí perecerá, cada centímetro… menos uno. Un centímetro, es pequeño y es frágil, y es lo único que vale la pena tener. Jamás debemos perderlo ni renunciar a él, jamás debemos dejar que nos lo arrebaten…

Espero que, seas quien seas, escapes de este lugar. Espero que el mundo cambie y que las cosas mejoren, pero lo que más deseo, es que entiendas mi intención al decirte que a pesar de no conocerte y aunque jamás llegue a verte, a reír contigo, a llorar contigo o a besarte… te amo, con todo mi corazón… te amo.”

Valerie”

Extracto de la película
V de Vendetta
Transcripción de la traducción
Español Latino en Argentina

¿Te ha gustado? Recibe las notificaciones directamente en tu email o en tu móvil:

Suscríbete a las Novedades del Blog

Recíbelas gratis en tu email

Y también en Facebook

 


Deja un comentario


error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: