Carta de amor: Confesiones

Carta de amor: Confesiones
Spread the love

Siempre hay espacio para una nota, una carta, un detalle, un pensamiento, un recuerdo. Las relaciones se alimentan día a día, así es cómo se sostienen, cómo se fortalecen los vínculos, cómo se intima, cómo se incursiona cada vez más y más en el interior de la otra persona, hasta que llega un punto en el que la vía del no retorno es un hecho fáctico.

Si dejas que las rutinas, los problemas cotidianos te afecten y lo que es peor, impacten en tus vínculos, entonces inicias una caída en picado en la que al final del camino sólo hay olvido, aburrimiento, y en el peor de los casos, perdidas de respeto, desamor y búsqueda de otro alguien que vuelva a despertar tus mariposas.

No dejes de tener un detalle con tu pareja, con tu persona especial. Alimenta tu relación y fortalécela con complicidades compartidas.


Carta de amor: Confesiones


Él escribió:


Mi Chiquita: 

Estaba escuchando mientras trabajo canciones de cuando era niño… canciones que realmente en ese momento detestaba, pero es que dime amor ¿qué niño del mundo escuchaba esto? 

En fin… hoy desde otro lugar, al escucharlas, los recuerdos de épocas pasadas me dan paz y me acompañan. Mientras continúo pasando notas y revisando mails.

Y entonces la música acompaña estos versos:

“Si Dios me quita la vida

antes que a ti,

le voy a pedir ser el ángel

que cuide tus pasos

Pues, si otros brazos te dan

aquel calor que te dí,

serían tan grandes mi celos

que en el mismo cielo me vuelvo a morir”

Tu imagen viene a mi mente y tantos momentos compartidos. Te encontré en esta canción que escucho creo que desde que nací, y nunca fue tan significativa como lo es ahora. Solo quería decírtelo.

Siempre tuyo


Y Ella respondió:


Amor mío:

  No necesitas pedirle tal cosa a Dios. Eso, lo has hecho ya desde el mismo instante en que acepté que entrases en mí. Y no hablo solo de un cuerpo. Te dejé entrar en mi mente, en mis pensamientos, en mi corazón, en mi alma… Cada segundo de mi día es tuyo, te pertenece.

  Logras que mire con otros ojos la vida. Logras que piense que, tal vez ahora, sí haya un poco de felicidad para mí. Aunque a decir verdad, nada me hace más feliz que verte feliz a ti.

 Me has poseído de tal forma que hasta el mismo infierno tendría celos de ti, porque ya no hay espacio en ninguna de las estancias de mi ser que no seas tú.

Tuya para siempre

Te amo.




¿Te  ha gustado?  Recibe las notificaciones directamente en tu email o en tu móvil:

Suscríbete a las Novedades del Blog

Recíbelas gratis en tu email

 

Y también en Facebook

 


Deja un comentario


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: