Legado de un padre moribundo

Legado de un padre moribundo
Rate this post

Legado de un padre moribundo

Versos extraídos de
Las mil y una Noches

¡Hijo mío!
Se acerca la hora de mi muerte y quiero darte unos consejos.
Te recomiendo que no des demasiada confianza a nadie
y que no te acerques al que obra mal o causa perjuicio.
Guárdate de la compañía de los malos, pues éstos son como el herrero:
Si el fuego no te quema, te molesta el humo.
¡Hijo mío!
Preocúpate de Dios y Él se preocupará de ti.
Guarda tus bienes y no los dilapides, pues si haces esto último
necesitarás al más ínfimo de los hombres.
El valor de una persona reside en lo que posee su diestra.
Si disminuyen sus riquezas, nadie será su amigo;
pero si van en aumento, todos querrán ser sus comensales.
¡Cuántos enemigos se han hecho amigos a causa de las riquezas
y cuántos amigos enemigos en cuanto se pierden!
Te ruego que pidas consejo al que tiene más edad que tú;
que no te precipites en aquellas cosas que amas;
que seas indulgente con tus inferiores
y así será indulgente contigo tu superior;
que no lastimes a nadie,
pues Dios pondría por encima de ti al que te habría de vejar.
Une tu opinión a la de otro y pide consejo,
ya que el buen camino no se oculta a dos personas.
El hombre es un espejo que le muestra reflejada la cara,
pero si se unen dos espejos se ve hasta la nuca.
Avanza poco a poco y no te precipites en las cosas que te afectan.
Sé indulgente con los hombres y encontrarás otros piadosos.
Todas las manos tienen por encima el poder de Dios
y no hay malvado que no tropiece con otro malvado.
No seas injusto aunque seas poderoso,
puesto que el opresor queda expuesto a la venganza.
Tus ojos duermen mientras el opresor está despierto imprecando contra ti
y el ojo de Dios no duerme.
¡Guárdate de beber vino! Constituye el principio de todo mal,
hace perder la razón y transforma en un ser despreciable al bebedor,
¡Por Dios! El vino no te hará perder la cabeza
mientras el alma esté ligada al cuerpo y sepas lo que digo.
Jamás te inclines por el vino fresco y escoge tus comensales entre los abstemios.
Tales son mis recomendaciones: mételas en la cabeza
y Dios me sucederá en tu cuidado.

Únete a nuestro canal en Telegram y no te pierdas nada

Luna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Descubre más desde Afectos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad