Celos de todo aquello que en tu vida no soy yo

Celos de todo aquello que en tu vida no soy yo

Hace ya un par de horas aproximadamente que me he despertado, pero no quería perturbar tu sueño… te ves tan “angelical” cuando duermes…

  Me lleva a querer contemplarte, a seguir tus contornos con la mirada, esos que dejan entrever las luces de una luna tenue, que se cuelan por la ventana, y me llevan a desear tocarte y levanto mi mano para llegar a ti, pero apenas se queda a unos milímetros de tu cuerpo, y peino tu aura… no quiero despertarte. Tu rostro sereno, tranquilo, acompaña a tu respiración sosegada y me pregunto, ¿qué estarás soñando?

  A veces siento celos de todo aquello que en tu vida no soy yo, y sí, lo sé, no está bien… Sólo estoy descubriendo partes de mí misma que me son totalmente desconocidas y me eran ajenas…hasta ahora.

  Me llevas a intensidades en las que a veces me siento perdida, y solo el tenerte como faro es lo que me mantiene tranquila, segura, serena.

  Contigo vuelvo a ser aquello que alguna vez fui, y mi razón se pierde y se difumina en las tormentas de emociones que a veces mi pecho contiene y que mis silencios custodian.

Te amo tanto…

Te mueves lentamente, como si presintieses la presencia de mi mano dibujando tus contornos e instintivamente la retiro, y observo tu rostro… distendido, relajado, diría que sueñas con algo plácido y de nuevo mis pensamientos me llevan a desear el querer penetrar más y más en ti, descubrirte, que me muestres tus emociones y tus sentimientos y tus deseos secretos más escondidos, tus fantasías más inconfesables porque siento el deseo irrefrenable de estar en cada parte de ti, de dejar mi huella en cada rincón y a veces, solo a veces…

… temo no ser lo suficientemente real para ti.

Tomo una inspiración profunda y exhalo el aire a boca abierta intentando desalojar fuera todas esas emociones que me perturban… no quiero que te lleguen, ni que te rocen siquiera.

Te quiero feliz.

Te quiero libre.

Te quiero pleno.

Y decir esas palabras me laceran el interior cuando una parte de mi todo lo que desea es poseerte, pero mi otra parte desea soltarte, que seas libre, que vueles alto, que brilles…

Ya las sombras de la noche se están disipando y el amanecer apunta en el horizonte. Me levanto, camino hacia la puerta, me doy la vuelta y te contemplo…

 Te amo tanto, pero tanto…

  Otra noche, y otro día envuelta en ti… amándote, pensándote, deseándote.

22/11/2022

Me reafirmo en todo lo escrito… una vez más.

Únete a nuestro canal en Telegram y no te pierdas nada


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad